Lo que nuestras heridas pueden enseñarnos

 

En esta entrada quiero referirme al documental «La sabiduría del trauma» realizado sobre el trabajo del Dr. Gabor Maté cuyo video promocional comparto a continuación.

La pregunta según Gabor es:
¿Podemos ser seres humanos en esta civilización?.
Y no me parece una pregunta trivial, porque según mantiene, lo que llamamos civilización, niega las necesidades humanas.
 
«Todo ser humano, tiene un yo verdadero, genuino y real» mantiene Gabor con absoluta convicción. Y el trauma, según su propuesta, es la desconexión de esa dimensión humana que no tiene cabida en muchos espacios de los que hemos creado.
 
La adicción, – en cualquier de sus múltiples manifestaciones-, es la huida de realidades a las que no podemos adaptarnos.
 
Necesitamos con urgencia, crear y cultivar espacios de «Humanidad«. De «Conexión» intra e inter personal. Esta es la «Sabiduría del trauma»: lo que nuestras heridas pueden enseñarnos.
 
 
En este video tienes información para conocer más sobre el trabajo del Dr. Gabor:  https://www.youtube.com/watch?v=70HNmSsJvVU

En particular he apreciado una gran paralelismo entre la filosofía y el trabajo del Dr. Maté y el enfoque que realizo en el paradigma restaurativo y las formaciones en prácticas restaurativas: continuamente afectamos y somos afectados por nuestro entorno y es crucial que reflexionemos sobre cómo queremos que nuestras acciones y omisiones impacten en el mundo y en nuestras relaciones.

Leía hace unos días un texto del filósofo Esquirol quien caracteriza al ser humano como «el ser que puede ser herido». Herido en un sentido muy profundo.

Y, con pensar que tal vez esto sea cierto, yo sentía la necesidad de completar esta afirmación. Porque el ser humano no solo puede ser herido. Para mí lo nuclear es que el ser humano puede ser sanado. Y aun cuando hay un gran camino de sanación que cada una, cada uno de nosotros podemos recorrer, también hace tiempo que me ronda una y otra vez esta pregunta: ¿Será que podemos sanar totalmente en soledad?. ¿O necesitamos unos de otros para sanarnos?.

En el trabajo restaurativo nos ocupamos de forma muy especial, de la reparación del daño. Y  aunque aún estamos aprendiendo y en muchas ocasiones no lo hagamos, ¡no estamos solos!: podemos recorrer el camino juntos y apoyarnos mutuamente en nuestro proceso de sanación.

Este es, a mi modo de ver, el sentido que late en lo más profundo de los valores y la filosofía del paradigma restaurativo. 

Estoy absolutamente convencida y a ello dedico gran parte de mi trabajo, mi energía y mi tiempo: la difusión y la práctica de la cultura de paz, la gestión constructiva del conflicto, el desarrollo personal integral y la transformación social.

Por si son de tu interés, en OFERTA FORMATIVA puedes conocer mis próximas propuestas.

Si te ha gustado este post; si te interesa la gestión constructiva de conflictos, la mediación, el desarrollo personal y el coaching, puedes suscribirte a nuestra NEWSLETTER para recibir más contenidos y todas nuestras ofertas formativas. 

Para solicitar una sesión de coaching o mediación, contacta: 615466237 y hola@espacioconfluere.com

Inmaculada Gabaldón Gabaldón

Abogada. Mediadora. Formadora

Coach Ontológica y Generativa. Trainer y Coach PNL

Instructora y facilitadora de Prácticas Restaurativas.

Directora de Espacio CONFLUERE

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *